Los sectores vitivinícolas de Francia y España se reúnen frente al cambio climático

Representantes del sector vitivinícola francés y español se reunían en Madrid ayer, 8 de abril, en el marco de un seminario organizado por la Embajada de Francia, con el apoyo de Business France y de la Plataforma Tecnológica Española del Vino (PTV), para compartir sus visiones sobre los retos del cambio climático en la vid y las bodegas.

Este encuentro profesional, organizado en el marco de la Temporada cultural del Instituto Francés de España “TIFE”, cuyo tema es “Nosotros Europa” en 2019, ha reunido múltiples enfoques y ha favorecido el diálogo entre varias familias de actores, franceses y españoles entre los cuales: profesionales, expertos, investigadores, empresas, escuelas vitícolas, universidades, administraciones.

Tras haber precisado los efectos del cambio climático en la vid y las bodegas, científicos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), del INRA (Institut National de la Recherche Agronomique) y del IFV (Institut Français de la Vigne et du Vin) presentaron la contribución de la ciencia a la adaptación de la vid y del sector vitivinícola en general. A continuación, insistieron, a través de ejemplos aplicados a las bodegas, en la necesidad de limitar el impacto del sector vitivinícola en materia de calentamiento global.

En esta ocasión, el sector francés presentó sus trabajos para adaptarse al cambio climático. Las intervenciones de Jérôme Despey, FranceAgriMer (Établissement national des produits de l’agriculture et de la mer), y de Eric Paul, INAO (Institut de l’origine et de la qualité), demostraron que el sector es capaz de tomar la iniciativa en lo que respecta a su futuro y, que es capaz de desarrollar una estrategia nacional mediante la movilización de proyectos de investigación en la materia.

De forma concreta, en lo que respecta a qué podemos hacer frente al desafío climático, empresas francesas (Chouette, Ombrea, Sofrapar y Weenat) y españolas (Athisa, Biome Makers y Newralers) presentaron soluciones prácticas en términos de nuevas tecnologías e innovación para afrontar dichos retos.

Tras un intenso debate con los alumnos y profesores de las escuelas técnicas francesas (Lycée viticole de Libourne-Montagne) y españolas (Escuela de la Vid de Madrid), que forman a los profesionales del vino del mañana, el Sr. Pau Roca, Director General de la OIV (Organización Internacional de la Viña y del Vino), clausuró la jornada.

Los profesionales de ambos países pretenden de esta manera trabajar conjuntamente para responder, con la contribución de la investigación y el apoyo de sus administraciones, al reto del cambio climático que el sector vitivinícola franco-español deberá afrontar en los próximos años